2161779

De acuerdo con Sandra Postel, directora del Proyecto Política Global del Agua, el mundo descuenta 200 km3 de su “banco de agua” cada año. Esta sobre explotación tiene serias consecuencias para la futura producción de alimentos y la salud global. De hecho, el Instituto Observatorio Mundial clasifica el agotamiento de las aguas como un problema global tan grave como el VIH o la sobrepoblación mundial, tres problemas devastadores para nuestra especie.

La polución y contaminación del agua empeoran el problema, con una tasa global de aguas contaminadas estimadas en 1.500 km3. La ONU sostiene que 1 litro de agua contaminada ensucia 8 litros de agua fresca, por lo tanto la contaminación de agua pura a nivel mundial bordea los 12.000 km3 cada año.

En su informe “Política de Abastecimiento y Saneamiento del Agua” del año 2000, la UNICEF y la OMS estiman que hasta hoy 1.1 billones de personas no tiene acceso a ningún abastecimiento de agua, mientras que 2.4 billones de personas no tiene acceso a agua potable ni sanitizada: “En consecuencia, 2.2 millones de personas en países subdesarrollados, la mayoría de ellos niños, mueren cada año por enfermedades asociadas a la carencia de agua potable segura, sanitización inadecuada y falta de higiene.”- Gro Harlem Brundtland, Directora General OMS y Carol Bellamy, Directora Ejecutiva UNICEF.

La situación se visualiza peor con el crecimiento de la población mundial y el crecimiento del consumo de agua per cápita, asociado al modo de vida occidental. Pues para asegurar nuestras necesidades básicas, todos necesitamos de 20-50 litros de agua potable y sin contaminantes, todos los días.

El reporte “Desarrollo del Agua” 2003 de la ONU predice que “a la mitad del siglo, en el peor de los escenarios cerca de 7 billones de personas en 60 países sufrirán escazes de agua, en el mejor escenario, 2 billones de personas en 48 países.” De hecho, el problema es tan serio que muchos consejeros medioambientales y políticos aseguran que en el futuro el agua competirá en escasez con los combustibles.

¿QUÉ PASA CON EL GANADO?

H12-24082

Globalmente, la agricultura usa un 70% de las fuentes de agua dulce. Esta cifra es tan alta por la cantidad de suelos que deben irrigarse para hacer la agricultura viable, para aumentar y mejorar las cosechas. Pero también, las actividades agrícolas contaminan grandes cantidades de agua. La producción industrial de ganado contamina directamente las napas subterráneas, las aguas superficiales y los ríos a través del manejo de residuos ganaderos, e indirectamente a través del uso de pesticidas y agregados alimentarios (hormonas, antibióticos, etc.) para el ganado. Además, como ya hemos visto, gran parte de estas tierras son malgastadas cultivando pienso para el ganado en vez de comida para las personas. El agua usada en estas tierras –consumida directamente por el ganado—representa otra fuente de malgasto del recurso.

 Producir un kilo de carne vacuna usa tanta agua como:

  • 40 lavabos

  • 300 descargas del WC

  • 100 veces la cantidad de agua potable por persona calculada por la UNESCO

Puesto que un gran porcentaje de las cosechas alimentan a los animales de países en vías en desarrollo, esta agua perdida no viene de nuestras reservas, sino de la cuota de los países en que el agua es más escasa. Un problema de justicia social y de inequidad.14725004940_782afa76f1_z

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *