México tendrá en 2018 las elecciones más caras de su historia

Los nueve partidos políticos con registro nacional, el Instituto Nacional Electoral y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación dispondrán de 28 mil millones de pesos de presupuesto público (casi tres cuartas parte de lo que costará la reconstrucción por los sismos) para estas elecciones, donde se elegirá presidente de la República y otros tres mil 405 cargos de elección popular. Este dinero es cinco mil millones más que en 2012, los últimos comicios presidenciales, esto de acuerdo al Primer Reporte Electoral Integralia 2018.

En la actualidad, se entiende que la democracia es un sistema que permite organizar un conjunto de individuos, en el cual el poder no radica en una sola persona, sino que se distribuye entre todos los ciudadanos. Por lo tanto, las decisiones se toman según la opinión de la mayoría. También se entiende como democracia al conjunto de reglas que determinan la conducta para una convivencia ordenada política y socialmente. Se podría decir que se trata de un estilo de vida cuyas bases se encuentran en el respeto a la dignidad humana, a la libertad y a los derechos de todos y cada uno de los miembros.

A nuestro país le ha costado incluso vidas lograr que el sufragio sea realmente efectivo y contar con instituciones para canalizar inquietudes políticas de actores diversos en los re-juegos del poder público, pero toda esa historia queda sepultada a la hora de registrar la actuación de los responsables de los partidos políticos y organismos electorales.